La casa de Borge Mogensen

La casa de Borge Mogensen

 

 
El danés Borge Mogensen (1914-1972) fue uno de los arquitectos y diseñadores más influyentes de su época. Tiene gran reconocimiento en el mundo del diseño ya que se le considera pionero en establecer las bases del diseño escandinavo en el diseño de muebles. Hoy en día, podemos conocer parte de su legado gracias a la marca danesa que él mismo creó, Frederica.
Mogensen fue conocido por crear muebles de alta calidad a precios asequibles para todos los hogares daneses. Eran piezas funcionalistas con una estética sencilla y práctica para todas las personas. Los diseños más icónicos los creó en la década de los 50 y 60 y aún hoy, se siguen produciendo algunas como J39 Chair, Soborg chair 3050, BM 61/62 Chair o la conocida Spanish Chair.
 

 
La vivienda que hoy os presento se encuentra en Gentofte, un municipio al norte de Copenhagen (Dinamarca) y fue diseñada gracias a la colaboración de Mogensen con los arquitectos Arne Karlsen y Erling Zeuthen Nilsen. Todo el conjunto de la vivienda refleja el estilo de vida del diseñador y su gusto por la pureza del estilo japonés, donde la función de los objetos adquiere un protagonismo por encima de su apariencia.
Distribuida en un salón, comedor, cocina, tres dormitorios y un estudio, la casa tiene un tamaño estándar. Fusiona calidad, materiales y proporción, prestando una grandísima atención a cada uno de los detalles. Carece de cualquier tipo de ornamentación innecesaria. El resultado es una verdadera experiencia arquitectónica.

Ejemplo de su perfecta meticulosidad es, entre otras cosas, la elaboración a mano de cada uno de los ladrillos que componen la vivienda para que todos ellos se vieran iguales tanto por fuera como por dentro. Para ello, B. Mogensen y su hijo, quien hizo de asistente en el proyecto, midieron todos los rincones de la casa para obtener las medidas adecuadas y generar la perfecta repetición de cada una de las piezas.
En el interior, todo se siente perfecto. La calidez y el confort que transmiten los espacios se consigue gracias al uso de la madera. Borge Mogensen comenzó su andadura profesional como ebanista y de ahí su pasión especial por la madera. Lo utiliza incluso en la cocina donde se respira el mismo aire que en el resto de la vivienda.
 

En definitiva, todo un ejemplo de disciplina y rigor profesional, además de una infinita pasión por la arquitectura y el diseño que merecía ser integrado dentro de este recopilatorio personal de belleza como considero que es este blog.
¡Espero vuestras reacciones! ¡Os leo!

 
SOZ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *